Noticias del español

| | |

| Marcelo Arduz Ruiz, de la Academia de la Lengua
La Prensa (Bolivia)
Viernes, 19 de marzo del 2010

CURIOSIDADES EN EL LENGUAJE (42)

ETIMOLOGÍAS


BIBLIA (la).- Del griego Biblión: Libro. Se denomina así a las Sagradas Escrituras por ser el Libro entre los libros, el más difundido en toda la historia de la humanidad; habiendo sido traducida a la mayor cantidad de idiomas, baste mencionar que al año las sociedades bíblicas distribuyen unos 12 millones de Biblias completas, otro tanto del Nuevo Testamento y 400.000.000 de folletos con resúmenes o parte de textos bíblicos.


Antes que se inventara la imprenta, los manuscritos (algunos fechados desde mediados del siglo primero) eran muy escasos y caros, por lo cual se los leía colectivamente en los templos, cuyos recintos se decoraban con escenas bíblicas en pintura, escultura y vitrales, para apoyar la enseñanza de los evangelios; pero incluso en ese tiempo circulaban mucho más textos bíblicos que otros libros.

Durante el reinado de Ptolomeo Filadelfo, fue traducida al griego por 72 sabios hebreos, conocido su trabajo como Versión de los 70; en el siglo IV, San Jerónimo la tradujo del griego al latín bajo nominación de Vulgata, la única reconocida por la Iglesia romana, pues la anterior contiene algunos libros considerados Apócrifos, entre ellos tres de los cinco libros de los Macabeos, los rollos del Mar Muerto atribuidos al mismo Jesús o las Crónicas de Enoc que describen inmensa variedad de ángeles, mientras la Iglesia reconoce sólo a tres por su nombre: Miguel, Gabriel y Rafael.

Los reformadores del siglo XVI la rechazaron por esas fallas, pero el concilio de Trento autorizó en 1546 el estudio del texto original manteniendo la Vulgata como texto fidedigno, que puede invocarse en casos específicos como prueba en contrario. Martín Lutero, postulando la supremacía de la palabra de Dios a la autoridad de la Iglesia, emprendió la tarea de verter la totalidad de su texto al idioma alemán, en cuya área de influencia hasta entonces circulaba casi exclusivamente en latín; no obstante, apenas traducida, sus seguidores empezaron a pelearse entre ellos, fundando Iglesias opuestas pero cada una convencida de contar con la verdad absoluta.

El rey de Castilla y León, Alfonso X, el Sabio, ordenó elaborar una versión castellana, y sobre ésta y la Vulgata, en el siglo XVIII se basó la promovida por el P. Scío de San Miguel, y más tarde el cardenal Francisco Jiménez de Cisneros ordenó compilar la famosa Biblia Complutense, llamada así por proceder de Alcalá de Henares, sede de la famosa Universidad de ese nombre. Por su parte, en Sudamérica goza de marcada predilección la Biblia Latinoamericana, comentada e ilustrada. Los libros que la integran son el Antiguo Testamento, que se ocupa entre otros temas de la Creación, la expulsión del Edén, el Diluvio Universal, el Arca de Noé, la Torre de Babel, el Éxodo por el desierto, etcétera, y el Nuevo Testamento que trata de la vida de Jesús a través de los cuatro evangelistas: San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan; finalizando con el Apocalipsis.

La Biblia más grande del mundo es el Codex Gigas, considerada la octava maravilla del mundo medieval, manuscrito que se exhibe en la Biblioteca Nacional de Suecia; mide 92 cm. de alto x 50 de ancho; pesa 75 kilos; sus tapas son de madera cubierta de cuero y se dice que para los 640 folios de piel que contaba (16 se perdieron) se degollaron 160 corderos. Entre las más pequeñas del mundo, en el Museo Sacro de la catedral metropolitana de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) se halla una del siglo XVII, que mide apenas siete milímetros y contiene textos bíblicos y el padrenuestro en varios idiomas…

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: