Noticias del español

| | | | | | | | |

| Fernando del Valle Lorenci
abc.es, España
Domingo, 4 de febrero del 2007

CRÓNICAS DE LOS DISCRETOS: CARTA A LA «LIDERESA» (por Fernando del Valle Lorenci, director de ABC Córdoba)

ESTIMADA «lideresa»:


En primer lugar, quiero decirte que me parece has pecado de poco ambiciosa en tu loable intento por pegarle una patada al diccionario para sacudirnos toda la violencia que entraña el lenguaje impuesto por tanto macho dominante.


Para empezar, será, seguro, cosa de tu modestia, pero creo que en lugar de «lideresa» de tu colectivo feminista deberías denominarte «lídera». Así, directamente. O no nos quejamos de que a las poetas se las llame poetisas. Que se joroben los «poetos». Verracos dominantes tan violentos en todos sus sonetos coñazo, ¡uy!, perdón.

Pero, querida «lideresa», es que, a poco que hubieses estudiado la realidad social de esta ciudad te hubieses dado cuenta de que es necesario ir mucho más allá de trocar «esposa» por «marida», «miembro» por «miembra» o «solterona» por «mujer independiente», como planteas tan sabiamente en la campaña que habéis presentado esta semana en colaboración con las «jóvenas feministas».

Está muy bien que pretendáis que amplíen el frontón del palacio de la Carrera de San Jerónimo para que allí rece «Congreso de los diputados y las diputadas». Me extraña, eso sí, que se os haya escapado la exigencia de mandar a paseo a uno de los dos leones de la entrada, machos dominantes. La paridad es la paridad y allí debería haber ya una leona. Y sin esas enormes bolas que portan, símbolo inequívoco de la testosterona subyugante.

Pero os quedáis cortas. No me parece bien que los principales proyectos que espera con ansia esta ciudad sean todos masculinos. El aeropuerto, el AVE a Málaga, el Palacio del Sur. Habría que empezar a hablar de las «avionas» que han de aterrizar, de las «congresas» que queremos que aquí se celebren y de lo poco que tardan las «trenas» a Málaga. Como habría que corregir, también, que tantos de los problemas que padece de forma endémica Córdoba tengan género femenino. Las parcelaciones ilegales, la contaminación del río y hasta la «Operación Malaya». O que los lugares más carpetovetónicos de esta ciudad, rancios y llenos de populacheo también se encabecen con el artículo «la». Las peñas, las tabernas. Caray con tanto macho dominante.

Me parece fatal, en fin, que sólo hayáis conseguido que el Ayuntamiento se estire con 1.000 míseros euros en su apoyo a vuestra campaña antisexista y únicamente destine a tres personas a cargo del erario público a estudiar si el léxico que utiliza en sus documentos viene también dictado por la oprobiosa dictadura fálica. La «alcalda» debería darse cuenta de una vez de que el verdadero problema de esta ciudad no es el paro, ni que las empresas huyan de la capital, ni que no haya sitio para aparcar, ni que nuestras infraestructuras escasas no permitan el progreso de la misma. Y de que hasta que no instauremos una policía —sin porra— del lenguaje políticamente correcto no avanzaremos nada.

Esto es todo de momento, querida «lideresa». Mi apoyo —esto sería horrible conjugarlo en femenino— y mi promesa de vigilar que el lenguaje que usamos en ABC no os zahiera».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: