Noticias del español

| | | | | |

| Agencia EFE

Crece la demanda de traductores de español en las cortes de Nebraska

La carrera de traductor cobra fuerza en el mercado laboral de Nebraska debido al rápido crecimiento de la comunidad hispana y los tribunales, especialmente en zona rurales, necesitan cada vez más de los servicios de esos profesionales.

«El principal beneficio de contar con un traductor certificado en la corte es el hecho de que al hispanohablante se le ofrece la oportunidad de entender en plenitud y en su propio idioma el proceso por el que está pasando», dijo a Efe Luis F. Sánchez, de ESE Translations, en Alliance, una localidad de 9.000 personas en el oeste del estado.

«Pero también existe un beneficio emocional para el procesado, ya que una vez que la persona involucrada en el proceso legal comienza a comunicarse en su idioma natal tiene una mayor tranquilidad al desaparecer un elemento, la diferencia de idiomas, que de otro modo causaría incertidumbre», agregó.

Sánchez es uno de los 31 traductores certificados ante el Poder Judicial de Nebraska. De ellos, 21 ofrecen traducción al español en 12 ciudades distintas, mientras que el resto ofrece traducción al lenguaje de señas para sordos.

Durante el 2008, las cortes de Nebraska pagaron más de un millón de dólares a un total de 160 traductores a 21 idiomas, incluidos ruso, chino, vietnamita y árabe, así como otras lenguas asiáticas y africanas.

Pero, según la información provista por la Corte Suprema de Justicia de Nebraska, el español sigue siendo el segundo idioma que más se habla después del inglés en el sistema judicial de este estado, especialmente en casos de infracciones de tránsito, demandas civiles y delincuencia juvenil.

Sin embargo, debido a los límites en el presupuesto para la contratación de traductores certificados, ningún traductor trabaja de tiempo completo, aunque muchos de ellos asisten a por lo menos un caso judicial al día, con una compensación de 50 dólares por hora.

El presupuesto estatal para el 2009-2010 eleva a 1,1 millones de dólares los fondos para traductores judiciales, pero no contempla, como la corte había pedido, la contratación de un coordinador de traductores ni permite que el presupuesto se incremente para año fiscal 2010-2011.

Para reducir costos y para ofrecer traducción judicial en áreas rurales, la Corte Suprema de Justicia de Nebraska y varias cortes municipales y de condados han comenzado a utilizar cámaras de video por medio de Internet (o webcams) que le permiten al traductor realizar su trabajo desde su oficina habitual en vez de desplazarse hasta donde se necesiten sus servicios.

«Estoy ahora comenzando a hacer traducciones judiciales por medio de webcams. Definitivamente es una alternativa que ha disminuido grandemente el costo de nuestros servicios para aquellas zonas a muy grandes distancias de las principales ciudades y con una población muy baja, como el oeste de Nebraska. Es algo muy positivo», aseveró Sánchez.

Según la Corte Suprema estatal, ya son doce los condados rurales de Nebraska que usan videoconferencia y computadoras portátiles para los servicios de traducción, aunque esta alternativa solamente se utiliza en casos simples, pero no en aquellos casos en los que hay varios acusados, varios testigos o varios abogados.

Para el juez John Gerrard, director del Comité Asesor de Traductores Judiciales Certificados de la Corte Suprema de Nebraska, estos servicios de traducción aseguran que el acusado sea escuchado adecuadamente y reciba un proceso justo.

Gerrard indicó que hasta ahora no ha habido casos en Nebraska de que una decisión judicial haya sido anulada o apelada sobre la base de que no se ofreció traducción o la traducción fue inadecuada y para evitar esa situación se ha creado el comité que él preside.

«Si no se le ofrece al acusado una traducción correcta, el acusado no tendrá la oportunidad de que realmente se lo escuche. Los procedimientos judiciales deben ser completa y correctamente traducidos al idioma del procesado», sostuvo Gerrard.

Para garantizar la calidad de las traducciones, Nebraska ofrece un programa de certificación que incluye talleres de capacitación y exámenes escritos y orales, además de requerir que el postulante tenga una educación universitaria tanto en inglés como en el idioma al que va a traducir.

El examen final se realiza ante el Consorcio de Intérpretes Judiciales del Centro Nacional de Cortes Estatales. Los nuevos intérpretes participan de una ceremonia pública de juramentación antes de comenzar a desempeñarse en sus funciones.

Pero, según Sánchez, el trabajo de traductor en la corte no es para todos, ni aunque sean personas bilingües que provean traducciones en otros ámbitos.

«Quien desee ser traductor en la corte debe primero pasar por la orientación que ofrece el estado de Nebraska y enterarse de cómo funciona el sistema, ya que de lo contrario malgastaría mucho tiempo, dinero y esfuerzos», concluyó.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: