Noticias del español

| Álex Grijelmo (El País.com, España)

«Cosas que “le” importan a veinticinco»

La gramática de la Academia desaconseja el uso que hizo Rajoy del pronombre inmovilizado.

Mariano Rajoy animó el martes a sus compañeros de partido a no enredarse «en cosas que le importan a veinticinco». Y con ese le en singular se han reproducido tales declaraciones en unos medios, mientras que otros lo han cambiado al plural o lo han suprimido.  ¿Cuál es la forma correcta?

El eminente gramático Emilio Alarcos llamó a esta construcción en singular «el le inmovilizado», pues el pobre parece estar sujeto por un corsé que le impide mudarse al número plural como harían otros de sus colegas. Es un le sujeto… sin ser sujeto.

Una noticia de este periódico se titulaba así, en la sección Madrid, el lunes día 10 de noviembre: «Inhabilitado un policía por quitarle multas a sus amigos». Y un subtítulo del día anterior decía: «Le corresponde a los jóvenes tomar el testigo».

Además, se produce en esas oraciones una duplicación del complemento: por un lado, les; y por otro, «a sus amigos» o «a los jóvenes». La gramática permite tal reiteración, que a veces es enfática («dímelo a mí») y otras hasta obligada («a Abundio le duele el pie», pues no diríamos «a Abundio duele el pie»). Pero con frecuencia la frase se entiende igual sin le o les, como en esos dos casos citados: «Inhabilitado un policía por quitar [les] multas a sus amigos»; «[les] corresponde a los jóvenes». Y puesto que en el periodismo se tiende a la brevedad, en ambas ocasiones podía haberse suprimido sin problema tan amable pronombre.

[…]

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: