Noticias del español

| | | | |

|

Alexis Márquez Rodríguez

Tal Cual

Martes, 13 de diciembre del 2011

CON LA LENGUA: LAS CONJUNCIONES (3)


Aunque es otra de las conjunciones adversativas, no obstante que inicialmente  funcionó más como conjunción concesiva. En su uso como adversativa tiene cierta semejanza con pero: «Llegamos tarde por la lluvia, aunque habíamos salido temprano»; «Ella es muy bonita, aunque  un poco antipática»; «Yo sí iré a la fiesta, aunque no tengo muchas ganas».



 


La conjunción sino se caracteriza porque de las oraciones a las que une, la  primera debe ser negativa, a la cual contrapone siempre una oración afirmativa de  carácter excluyente, porque niega de manera absoluta a la primera oración: «Yo no  sólo quiero que te vayas, sino que no vuelvas más»; «Ellos no son como tú crees,  sino chismosos y embaucadores»; «Las cosas no salieron bien, sino todo lo contrario».

 

A veces, en las construcciones con la conjunci sino se suprimen algunos  elementos sobrentendidos: «Ellos no quieren sino dormir» (Se sobrentiende «Ellos no quieren nada», u «otra cosa»); «Ella no tiene sino méritos»; «Esa gente no busca  sino dinero y poder».

 

En algunos casos el valor adversativo de sino se refuerza con locuciones  apropiadas para ello: «A nosotros no nos interesa el dinero, sino, al contrario, poder  ayudar a los demás»; «Ellos no sólo quieren ayudar, sino también sentirse felices con  hacerlo»; «Ella no sólo quería la casa, sino, además, los ahorros». Obsérvese que las expresiones al contrario, también y además refuerzan el valor adversativo de la conjunción sino.

 

Cuando las dos oraciones enlazadas por sino tienen verbos distintos, suele  añadirse que a la conjunción: «No sólo me insultó, sino que además quiso pegarme»; «La policía no sólo disparó contra los amotinados, sino que al verlos  correr los persiguió un  buen trecho»; «Ella no sólo insultó a los que la abucheaban, sino que arremetió contra los que sólo estaban mirando». En estos casos, cuando la segunda oración es breve, suele suprimirse la conjunción que: «Ella no habla, sino  musita».

 

También se agrega que  a sino cuando  en las dos oraciones se repite el mismo verbo: «No sólo corrían, sino que corrían  despavoridos».

 

Es muy importante no confundir la conjunción sino con la locución condicional si no, lo cual ocurre con frecuencia. Incluso es común que  sino, con acento en si, se pronuncie como si no, con acento en no. La diferencia en el uso de ambas expresiones se percibe muy bien en el siguiente ejemplo: «Si no vienes a mi fiesta, no sólo me disgustaré, sino que no  volveré a hablarte». Obsérvese que la locución Si no es la condición para que quien habla se disguste, función muy distinta a la de la conjunción sino.

 

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: