Noticias del español

| | | |

| Ricardo Espinosa
oem.com.mx, México
Domingo, 31 de mayo del 2009

¿CÓMO DIJO?: EL MEXICANO Y LOS MEXICANISMOS

¿Qué idioma hablamos en México? Pues español, o castellano, como quiera usted llamarle, nada más tenemos que reconocer que el español mexicano es muy diferente al español que hablan los argentinos o los peruanos o cualquier otro pueblo latinoamericano. Y es lógico, porque al llegar los españoles, su idioma se mezcló con las lenguas aborígenes y produjo un resultado diferente en cada lugar o región.


Ese resultado en nuestro México ha dado origen a una gran cantidad de mexicanismos que brotan del náhuatl, del maya o de alguna otra lengua que se hablaba en este suelo en la época prehispánica y que en algunos casos (pocos) ha trascendido fronteras, como es el caso del chocolate o del cacahuate. Sin embargo, hay muchos otros vocablos aún vigentes entre nosotros que poco se conocen fuera de nuestro territorio y de esos casos le quiero mencionar algunos que le dan un sello característico a la forma de hablar de los mexicanos.

Tenemos, por ejemplo, el nixtamal. El nixtamal es el maíz cocido con cal al que luego se le agrega agua y se muele para hacer la masa con la que se elaboran las tortillas, redondas, planas y delgaditas, con las que a su vez se hacen los tacos.

Con la masa de maíz se preparan también unas deliciosas chalupas, aunque el vocablo chalupa en este caso está usado en sentido figurado, porque la chalupa es originalmente una pequeña canoa. La chalupa bocadillo simula ser también un barquito cuyo cargamento lleva queso, frijoles, carne picada, lechuga, salsa picosa y algún otro ingrediente que la hace realmente muy sabrosa.

El pipirín en México es una sopa de pasta de trigo, pero la palabra pipirín se usa para referirse a la comida en general. «Necesito dinero para comprar el pipirín» significa 'para llevar comida a mi casa'.

Un mexicanismo «muy mexicano» es el verbo cuatrapear, que la Academia Española no registra. Para nosotros, cuatrapearse es 'confundirse o enredarse'.

Tenemos también la borcelana, que es una bacinica. En español, el bacín es un recipiente y la bacinica es el orinal que se pone o se ponía debajo de la cama para poder depositar ahí los desechos orgánicos entre la noche porque el baño se ubicaba muy lejos y fuera de la casa. Como las bacinicas de clase eran hechas de porcelana, se daba en México la costumbre de llamarle a la vasija borcelana y algunas personas, en el colmo de la delicadeza, le llamaban también taza de noche.

En el lenguaje mexicanísimo a las avispas se les llama también jicotes, los tepalcates son pedazos de vasija de barro quebrada y favor de no confundirlos con los tepocates que son renacuajos, larvas de ranas, sapos y otros batracios. En la cocina mexicana hay platillos exóticos como el de los jumiles, que son insectos que se comen secos y tostados, y que saben un poco como a canela, resultado de los tallos y las hojas de los encinos con los que se alimentan, y también hay escamoles, que es la larva comestible de ciertas hormigas… ¿Gusta usted?

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: