Noticias del español

| Álex Grijelmo (El País, España)

Coches seminuevos

La publicidad ha huido de términos como de segunda mano y coches usados, que implican una visión negativa del producto.

Los coches que salían otra vez a la venta se llamaron siempre de segunda mano. El Diccionario señala (en la entrada mano) que esa locución adjetiva significa ‘adquirido del segundo vendedor’ (es decir, comprado dos veces).

La expresión se documenta por vez primera en el XIX, época en que se vendían de segunda mano ropas, publicaciones o muebles. Y la Academia la bendijo en 1869. Pero el sentido peyorativo de esta locución no tardó en aparecer. Por ejemplo, Juan Valera se refirió varias veces por entonces a la «erudición de segunda mano» para descalificar a quienes se hacían pasar por cultos copiando ideas ajenas. Y su contemporáneo Marcelino Menéndez Pelayo hablaba críticamente a su vez de las «noticias de segunda mano», como haría más tarde Ramón Gómez de la Serna.

Leer más en elpais.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: