Noticias del español

| | | |

| Enrique R. Soriano Valencia
correo-gto.com.mx, México
Jueves, 8 de julio del 2010

CHISPITAS DEL LENGUAJE: VERBOS MAL USADOS

Hace unos días tuve una conversación con mi amigo Jaime, de donde surgió la palabra rentar y su uso inadecuado. Aprovecharé para mencionar algunos otros verbos en este espacio.


Observo que a esa voz se la usa como sinónimo de alquiler y de ninguna forma le corresponde ese sentido. El Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), dice de este verbo: «producir o rendir beneficio o utilidad anualmente». Es decir, en nada se relaciona con alquiler. Esta palabra, dice el DRAE, es dar a alguien algo, especialmente una finca urbana, un animal o un mueble, para que use de ello por el tiempo que se determine y mediante el pago de la cantidad convenida. Tomar de alguien algo para este fin y con tal condición. Dicho de una persona: Ponerse a servir a otra por cierto estipendio. Como se observa, en sus significados, nada tiene en común rentar y alquilar, más que la particularidad de ser acciones complementarias. Rentar es sólo aplicable cuando algo produce beneficios; alquiler cuando se paga por el uso de algo.

Entonces, ¿de dónde surge el error? Del inglés. Su influencia, a causa de malas traducciones, de aplicar incorrectamente en nuestro idioma ese verbo los que hablan esa lengua y a un desapego total a consultar los diccionarios. En ese idioma, to rent admite ambas acepciones… pero es otra gramática, otra forma de conceptuar su idioma.

Un caso curioso de ultracorrección (tratar de transformar en correcto lo que aparenta incorrección; pero el resultado es un barbarismo) se aplica popularmente a la conjugación de verbo CONTRADECIR. Prácticamente es tan simple como la conjugación de verbo decir, pero el prefijo contra– introduce confusión a mucha gente. Por ejemplo en el futuro simple de la tercera persona, he escuchado «Se *contradecirá». Lo peor, es que el procesador de textos de las computadoras, tampoco lo marca como incorrecto. Si retiramos el prefijo al verbo, no existe la forma *decirá. La forma correcta, entonces, es CONTRADIRÁ.

Un verbo que el habla popular modifica su forma correcta por la trastocada fonéticamente es el verbo TERGIVERSAR. La gente lo usa como *trasgiversar. Curiosamente, podemos decir, el verbo tergiversar es tergiversado generalmente. Este verbo viene del latín tergiversare. Su significado es trastocar, dar una interpretación errónea o forzada a palabras o acontecimientos. Y eso es lo que le sucede a la palabra.

Casos curiosos son los verbos DESPORTILLAR y MAGULLAR. Cuando yo era pequeño (ya algunos ayeres), el habla popular los usaba como despostillar y mallugar. En ese entonces, estas últimas voces eran incorrectas. Hoy, se han popularizado tanto, que finalmente el DRAE las ha recogido y les da validez para Honduras y México. Es decir, se admiten las cuatro formas, pero las preferentes (para entenderse mejor con personas de otras tierras) son las enunciadas al inicio de este párrafo.

Siguen sin ser aceptados por la Academia los verbos *accesar, *aperturar. Para ello tenemos en español, acceder y abrir.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: