Noticias del español

| Álex Grijelmo (El País, España)

Catalanes contra catalanas

Cuando alguien esquiva por sistema el genérico masculino, suele encontrarse inconvenientes.

La duplicación de géneros no hace falta en español. Ni en francés (ahora están de polémica en el país vecino a causa de un «manual escolar inclusivo» por su Academia). Este uso no tiene un carácter denotativo (no añade significado) sino connotativo (implica un mensaje adicional). Quienes acuden a esa fórmula («ciudadanos y ciudadanas», «españoles y españolas»…) desean mostrar de buena fe su voluntad igualitaria entre sexos. Y quienes sentimos abusivas esas duplicaciones las podemos comprender, sin embargo, como medio para cumplir un fin que compartimos.

Pero cuando alguien contraviene por sistema la gramática y esquiva el genérico masculino, suele encontrarse inconvenientes.

Leer más en www.elpais.com.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: