Noticias del español

| Magí Camps (La Vanguardia, España)

Cartones de leche

Los islandeses, para evitar los anglicismos, aprenden sus nuevas palabras mientras se desayunan

Imagínense que en los cartones de leche encontráramos en su versión española las nuevas palabras extranjeras que nos invaden. Es decir, imagínense que la RAE estableciera con celeridad una palabra española para el selfie o el food truck. Y, ahora sí, en un ejercicio de imaginación extremo, imagínense que todos los hablantes, a partir de la información que nos llegara estampada en los tetrabriks, empezáramos a emplear la palabra propuesta sin ningún rechazo y desterráramos el selfie y el food truck sin contemplaciones.

Esto que parece ciencia ficción pasa en Islandia, un país de 320 000 habitantes y 320 000 hablantes de islandés, la más conservadora de las lenguas escandinavas. Conscientes de su patrimonio, los islandeses saben que sólo ellos pueden preservar su lengua y, aunque prácticamente todos también hablan el inglés con fluidez envidiable, en su territorio no dejan de potenciar el islandés.

Leer más en lavanguardia.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: