Noticias del español

| |

| Julián Méndez
laverdad.es, España
Martes, 16 de junio del 2009

CAMÁSTROFE: GATILLAZO

El idioma español, hablado por 450 millones de personas, celebra el sábado su gran día. El Instituto Cervantes anima a inventar palabras.


¿Ha jugado alguna vez a inventar palabras? Pues hágalo. Es divertidísimo. Dedique un rato a pensar y encontrará términos como muertadela (fiambre), culinario (que cocina con el ano, rematadamente mal), mulata (animal de tiro, cruce de blanco y negra o viceversa), Kilimajara (monte africano lleno de perturbados), exclusilbo (silbato de uso restringido)… y miles más. No crea que este juego es una actividad exclusiva de niños que crean las suyas y trabucan las de los demás. No.

El desaparecido José Luis Coll, con sus diccionarios, fue un genio en este tipo de hallazgos. Ahí van dos joyas. Galopar (pareja de franceses). Y una serie: unicaño (de un sólo caño), uniceño (de un sólo ceño), unicoño (marido fiel). Otro maestro del lenguaje es Fortuny, el crucigramista de La Vanguardia y, entre los grandes, junto a Borges, el añorado Julio Cortázar: «La señora Fifa se acerca a la Tota y de ahí no más le flamenca la cara de un rotundo mofo…»

Pues bien, el Instituto Cervantes, que celebra este sábado el Día del español, ha querido trasladar al terreno del juego verbal a todos los hispanohablantes, y su página web (www.eldiae.es) se ha llenado con un millar largo de hallazgos.

Uno de los más celebrados ha sido camástrofe: gatillazo, pero en las páginas aparecen otros como zapatético: político patético. Sinónimos: zapátrida, zabandija, zambustero, zastrero, zátrapa…, verrés (revés al revés, un acercamiento a ese idioma paralelo inventado por los franceses y llamado verlan), tarzanete (hez de pequeño tamaño que queda suspendida del vello anal), rintintín, progresí, shurmano, pitopausia

Malevo y ababol

Los internautas han votado también a favor de palabras hermosas no incluidas todavía en el diccionario de la RAE o de uso reducido. Gana la partida malevo, palabra de letra de tango que refiere al hombre matón y pendenciero que habita en los arrabales de Buenos Aires. Suman puntos chapuza, albricias, valentía, malabarista, ababol (amapola), bregar, infamia, sonrisa

Carmen Cafarell, directora del Cervantes, destaca que el sábado, con el solsticio de verano, caerá sobre los países hispanohablantes una lluvia de palabras. Y no es metáfora. A las once, un cañón neumático disparará al cielo un océano de papelillos con palabras como amor, abrazo, añoranza, beso, chévere, chocolate, fiesta, hola, sonrisa… «Será la fiesta de un idioma que goza de buena salud y hablan 450 millones de personas », asegura Cafarell.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: