Noticias del español

| | | |

| Lucila Castro
lanacion.com.ar, Argentina
Miércoles, 22 de octubre del 2008

CADA UNO ENTIENDE LO QUE QUIERE ENTENDER

«En el espacio para comentarios de los lectores que ofrece la edición digital al pie de cada artículo, un señor que suele atacar furibundamente a los foristas que no comparten sus ideas escribió que su columna del lunes pasado, "Al rescate de las voces rechazadas", demostraba que la palabra salvataje no existía.


Una de las personas contra las que él había despotricado diciendo que escribían gansadas le replicó que la nota sostenía justamente lo contrario: que salvataje existía, aunque no estaba en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), y que era tan aceptable como salvamento, y que usted ya había escrito años atrás sobre el error de confundir las dos cosas. ¿Podría aclararlo? Porque evidentemente, aunque el texto es el mismo, la gente no lee las mismas cosas», solicita Amalia E. M. de Robles.

La cuestión daría lugar para un interesante análisis de la comunicación. Evidentemente, ese señor leyó lo que él quería leer, porque la nota decía precisamente lo contrario. En la columna de la semana pasada se sostiene que la palabra salvataje no solo existe, sino que es tan aceptable como salvamento. Y se desarrolla el caso de piedrazo, que tampoco está en el diccionario y es tan aceptable como pedrada. Por eso titulé la columna «Al rescate de las voces rechazadas».

El error de creer que porque una palabra no está registrada en el diccionario no existe es muy frecuente. Tengo que insistir constantemente en que, para que una palabra se incorpore al diccionario, debe existir y ser correcta antes, lo cual significa que hay palabras que existen y son correctas y no están en el diccionario, y que el hecho de que una palabra no figure en el diccionario no significa que no exista o que no sea correcta. En ese sentido titulé una de mis columnas «No están todos los que son» (31-7-06). También me ocupé del tema el 14 («Diccionario desfasado») y el 28-3-05, y hace tiempo escribí una nota titulada «Esa palabra no existe» (con la frase entre comillas), que se publicó el 2-2-02.

Alumnos que repiten

Pablo Mernes pregunta si el alumno que repite un grado es repitente o repitiente.

Las dos formas, usadas en algunos países de Hispanoamérica, se consideran válidas. Aunque repitiente está mejor construida, repitente es más frecuente. Ninguna de las dos está todavía en el DRAE con ese significado, pero sí en el Diccionario panhispánico de dudas (DPD). En el DRAE está repitiente, pero con otro significado. En el español general, del alumno que repite un curso se dice que es repetidor.

Probabilidades

«En la sección "El tiempo" del domingo 12, se lee textualmente: 100 % de probabilidad de precipitaciones. ¿Es correcto referirse a un cien por ciento de probabilidades o es una afirmación que no tiene más alternativa que la de abrir el paraguas?», pregunta Fernando Seeber.

En otro tiempo, los pronosticadores se limitaban a anunciar lluvias, nubes o sol, pero desde que se han vuelto precisos y cuantifican la probabilidad, si están absolutamente seguros de que va a llover no tienen más remedio que decir que la probabilidad es del cien por ciento. Lo cual no es ninguna garantía de que llueva.

Escritor trashumante

Escribe Martha G. de Casiraghi:

«El viernes 10, hablan del Nobel de literatura otorgado a un escritor nómada. Yo hubiera dicho escritor nómade por tratarse de un adjetivo, ya que creo que la palabra nómada se usa como sustantivo, pero ahora tengo dudas al respecto.»

En realidad, la forma que aparece en el texto es nómade, y está usada como sustantivo, pues se dice que el secretario de la Academia Sueca definió a Jean-Marie Gustave Le Clézio como «un nómade». Pero las dos formas son igualmente aceptables y cualquiera de ellas puede usarse como adjetivo o como sustantivo.

Esta palabra se remonta al griego nomás, nomádos, pero al español llega, como en general las palabras antiguas de ese origen, a través del latín nomas, nomadis (con acento en la o). En español, la forma etimológica es nómade, del acusativo latino nomade(m), pero varias palabras de este tipo han tomado la terminación -a, por ejemplo olimpíada (del latín olympias, olympiadis, y este del griego olympiás, olympiádos), y de otras existen dobletes, como dríade y dríada (del latín dryas, dryadis, y este del griego dryás, dryádos), o pléyade y pléyada, forma esta última que no está en el DRAE, pero que también se usa (del latín Pleias, Pleiadis, y este del griego Pleiás, Pleiádos).

Según el DPD, nómada 'es hoy la forma mayoritaria en todo el ámbito hispánico, salvo en la Argentina y el Uruguay, donde suele preferirse la variante etimológica nómade'.

Mezcolanza

«En una información sobre la campaña electoral en los Estados Unidos, publicada el 29 de septiembre, se cita una declaración de la Universidad de Mississippi, donde se realizó el primer debate entre los candidatos: "Fuimos informados por la Comisión de Debates Presidenciales que procederemos como estaba previsto". ¿No es un caso de queísmo?», consulta Edgardo C. Bigatti.

Sí, es un caso de queísmo. El verbo informar tiene dos regímenes posibles: 'informar a alguien' (objeto directo) 'de algo' (circunstancial) o 'informar algo' (objeto directo) 'a alguien' (objeto indirecto). Lo que no debe hacerse es mezclar las dos construcciones, como se ha hecho aquí.

La voz pasiva con sujeto de persona (nosotros) supone en activa la primera construcción, con objeto directo de persona y circunstancial de cosa; por lo tanto, la proposición encabezada por que debió haberse construido con preposición, como término de un circunstancial: «Fuimos informados por la Comisión de Debates Presidenciales de que procederemos?».

Si se hubiera elegido la segunda construcción, el nosotros debería estar en función de objeto indirecto (nos), y la proposición de que, en función de objeto directo, sin preposición: «Nos informaron que procederemos?» o «La Comisión de Debates Presidenciales nos informó que procederemos?». Y en voz pasiva, lo que pasaría como sujeto sería la proposición: «Nos fue informado por la Comisión de Debates que procederemos?», o bien, en una pasiva con se, «Se nos informó que procederemos?».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: