Noticias del español

| María José Rincón (Diario Libre, República Dominicana)

Cada cosa en su sitio

La lengua, aunque parezca una perogrullada, está hecha para hablar. De ahí que la lengua coloquial, la del día a día, a pie de calle, sea la más innovadora.

La charla informal es, por definición, dominio del habla y no se ve ceñida por las normas de la ortografía, y a veces se escapa incluso de las de la gramática. La lengua coloquial es chivirica cuando de cumplir con ortografía y gramática se trata.

Una característica que compartimos prácticamente todos los que hablamos español es eliminar la -d- intervocálica en la terminación -ado/-ada en la conversación informal y decimos (que no escribimos) cansao, cansá o enculillao, enculillá.

Leer más en diariolibre.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: