Noticias del español

| |

| Eva van den Berg
National Geographic
Septiembre del 2006

BOTÁNICA Y TOPONIMIA

Gracias a la toponimia, hace poco se ha redescubierto una especie vegetal considerada extinta. La historia se remonta a 1977, cuando un cazador recolectó especímenes de altramuz silvestre en el término municipal valenciano de Real de Montroi. Como había observado que la planta atraía a las perdices comunes, quiso cultivarla, pero no tuvo éxito y remitió el material al Centro de Experimentación Agraria de Carcaixent, en Valencia, donde el investigador Josep Rosselló gestiona un banco de germoplasma con variedades agrarias de plantas cultivadas. Por entonces, la zona de recolección había sido destruida, y la especie, dada por extinta.


En el año 2004, Higinio Pascual, investigador del Instituto Madrileño de Investigación Agraria, visitó el banco y se fijó en que aquellas semillas no coincidían con ninguna de las que había estudiado del mismo género. Tras enviar parte de las muestras a José María Iriondo, experto en el género >I>Lupinus, de la Universidad Politécnica de Madrid, un grupo de investigadores constatóque se trataba de una nueva especie, bautizada hace dos años por Pascual con el nombre de Lupinus mariae-josephi.

Fue entonces cuando, a través de Emilio Laguna, responsable de los programas de conservación de flora amenazada y creación de la red de microrreservas valencianas de flora del Servicio de Conservación de la Biodiversidad de la Generalitat Valenciana, se iniciaron diversos programas de propagación in vitro de la especie, que tuvieron poco éxito. Tras varias reuniones, se decidió el rastreo exhaustivo de zonas con topónimos relacionados con la palabra altramuz (tramús en valenciano), y el resultado fue sorprendente. Desde mayo hasta hoy se han localizado ya tres poblaciones de Lupinus mariae-josephi.

La especie, que en breve será objeto de un plan de conservación, vive en suelos calcáreos, lo que la diferencia de sus congéneres, amantes de terrenos con un pH más ácido. Su descubrimiento abre la puerta a los expertos para plantear una posible línea de mejora genética de otras especies cultivadas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: