Noticias del español

| | | |

|

Antonio Astorga

ABC.es

Blecua: «El español ha ganado ya a todas las lenguas románicas en Estados Unidos»


La Real Academia Española (RAE) cumple tres siglos de existencia el año en el que idioma español es ya el segundo del mundo. El regidor de la Docta Casa analiza para ABC el «boom» de una lengua que nace en el pueblo y se doctora en la RAE.


José Manuel Blecua Perdices (Zaragoza, 1939) barbilampiñeó pateándose de costa a costa la cuna del Pilar para ir al colegio: dos horas de ida con la fresca, dos de vuelta en la atardecida crepuscular. Cuando se fundía el tranvía por cortes de luz, su padre, su maestro y el de innúmeros filólogos —profesor del instituto y catedralicia memoria sentimental de Lope, Quevedo, Góngora…—, José Manuel Blecua Teijeiro, lo llevaba de la mano a clase.

 Infancia de literatura popular, tebeos y El Coyote. Y de eminencias como Francisco Ynduráin, Ildefonso Manuel Gil, Ricardo Gullón. Ynduráin y Gullón asesoraron a Blecua Teijeiro sobre dónde tenía que estudiar Blecua Perdices Filología Hispánica: «Este chico donde se tiene que ir es a Madrid porque tiene que conocer mundo», coincidieron al unísono, frente a la postura del padre, más partidario de la unamuniana Salamanca.

En ese Madrid circa 1950, José Manuel Blecua estudia conRafael Lapesa, pero su progenitor se queda completamente sordo y gana las oposiciones de Barcelona. «Me fui con él, y tuve de profesor a Martín de Riquer en literaturas románicas. Otra ciudad, otra biblioteca extraordinaria como la de Cataluña, fantástica para un romanista. Italiano, provenzal…

No era la filología española que ahora estudian los chicos, es que la vida era muy distinta». De Barcelona a Ohio State, El Colegio de México y retorno nietzschiano como catedrático de Lengua Española a la Autónoma de Barcelona.

Desde hace dos años dirige la Real Academia Española (RAE) tras la etapa de Víctor García de la Concha, hoy rector del Instituto Cervantes. Blecua Perdices, que nos ha enseñado Gramática, lingüística, sinónimos, antónimos y a amar la literatura española, es el director del tricentenario de la RAE (1713-2013), que culminará con la XXIII y última edición en papel del Diccionario.

–Como aragonés curtido en Cataluña, ¿qué opina de la polémica sobre la enseñanza del español allí?

–Mire, según las encuestas de Departamentos universitarios, el nuestro está el primero de todos en Filología española, este año, el pasado, es decir que es un motivo de orgullo. En la Autónoma de Barcelona, el Departamento de Filología española es el primero de los cincuenta que hay. Mi padre tuvo muy buenos alumnos y dirigió grandes tesis. Hemos tenido una suerte inmensa porque nuestros departamentos están llenos de antiguos alumnos. Hemos hecho una labor importante para la investigación de la lengua y la literatura.

–¿Cómo escribimos los periodistas?

–Pues los periodistas escriben igual que los profesores de lengua (sonríe). Porque todos buscamos la originalidad. Ya en serio, eso tiene sus peligros: hay imágenes audaces, metáforas nuevas, y el riesgo, como en las retransmisiones de los partidos de fútbol, que escucho sábados y domingos. Se nota una innovación enorme.

[…]

Leer la entrevista completa

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: