Noticias del español

| | |

|

Amaya García

www.elmundo.es, España

Jueves, 31 de marzo del 2011

Blecua: «Digo tacos varias veces al día, e incluso a veces cada hora»


Le gusta Serrat, el fútbol, hablar de política y se declara peleón. A José Manuel Blecua, director de la Real Academia Española (RAE), no se le escapa una. «Con las nuevas tecnologías tengo unas relaciones corteses, yo las utilizo y ellas me utilizan a mí», dice riendo. De traje y corbata, pide café solo y agua mineral. «Ahora estamos preparando el nuevo portal en Internet».



 


La RAE tiene fama de ser aburrida… Tras unos meses al frente, ¿confirma o desmiente esta impresión?

Lo desmiento (ríe). No es aburrida, es movida, entretenida, variada y llena de posibilidades…

¿Era necesario quitarle el acento a solo?

 (Risas) (…) Nunca hay nada imprescindible en la ortografí­a.

Lingüista apasionado, hijo y hermano de filólogos, no se pierde en discursos fatuos y da pocos rodeos a las cosas. «Me gusta hablar claro». Acaba de cerrar el calendario de publicaciones, actividades y congresos de la Academia hasta 2015 y está¡ contento. A sus 72 años, reconoce con sentido del humor que la responsabilidad pesa. «A veces pienso: cómo me he metido yo en esto».

Un académico, ¿cuándo se permite soltar un taco?

En muchas ocasiones digo tacos, varias veces al día y a veces varias veces a la hora 

Aquí donde le ven, también hizo sus pinitos en la televisión en los 80. Su programa de divulgación Hablando Claro lo recuerda con cariño y un sinfín de anécdotas desternillantes. «En un plató en directo pasan muchas cosas, hay momentos impagables…». No le gusta el rumbo de la televisión actual, pero cree que como medio es un «magnífico instrumento de divulgación y entretenimiento».

Sin embargo, el panorama actual… 

La TV ha sufrido un proceso de degradación que responde al problema de las audiencias… Lo más tenebroso es que se ha descubierto el aplebeyamiento de la sociedad española.

Blecua es el profesor que todo alumno hubiera querido tener: tolerante, atento, receptivo, respetuoso… De esos que tanto buenos y no tan buenos estudiantes recuerdan con cariño con el paso de los años. De todas las tareas que ha desarrollado, asegura que la de profesor de Secundaria ha sido la más «útil». Reconoce que su padre, Jose Manuel Blecua Teijeiro, ejercía una gran influencia sobre él. «Nos criamos en un ambiente muy favorable, lleno de libros… Aprendíamos escuchando a la gente que venía a tomar café a casa». Por él también se sacó la oposición. «Mi padre siempre recordaba el día que se compró su primer libro».  

Por qué sigue habiendo tan pocas mujeres en la RAE? 

Hay pocas mujeres en la banca, en la universidad, en el Consejo de Estado… La sociedad occidental y especialmente la española no ha considerado a la mujer como parte integrante de la sociedad hasta hace muy poco. (…) También es cierto que las dos últimas incorporaciones han sido mujeres.

¿Apoyaría una política de cuotas?

Nunca. Las políticas de cuotas son engañosas, pueden permitir que personas que no lo merecen ocupen determinados cargos. El de la mujer no es un problema de visibilidad sino algo más profundo. Y se lo digo yo que soy padre de hijas…

Nacido en Zaragoza, ha pasado buena parte de su vida en Barcelona, donde ha formado parte muy activa de su mundo universitario. En muchas ocasiones ha comentado que «vivir en una sociedad bilingüe ha sido unas de las mayores riquezas que ha tenido como lingüista». Y considera que el castellano no está en absoluto en peligro en Cataluña. Trabaja a conciencia por el consenso: 'Las palabras alrededor del odio y la inquina pertenecen a un campo semántico que no me gusta demasiado'. 

Dígame tres personaje públicos que hagan muy buen uso de la Lengua… 

José Luis Sampedro, el presidente Felipe González y el escritor Álvaro Mutis. 

¿Cuándo se reúnen los académicos para celebrar algo en torno a la mesa?

La última vez que nos reunimos fue para celebrar el Nobel de Vargas Llosa. Solemos organizar una comida en enero, a la que invita el director. Suele ser un cocido.

Son casi las seis de la tarde y Blecua pone rumbo a su despacho en la academia. A seguir velando por el buen uso de nuestra Lengua.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: