Noticias del español

| | | | | | | |

| Guillermo Balbona (El Diario Montañés, España)

Betancur destaca a Santander (España) como «puente y capital cultural europea»

El ex presidente de Colombia y escritor inauguró una intensa Semana Iberoamericana, impulsada desde la Fundación Barcenillas.

Pensar Iberoamérica es la tarea que ocupa la dimensión intelectual del ex presidente de Colombia Belisario Betancur. Un apasionado del Quijote, que no se cansa de reinventar nuevas construcciones para estrechar los lazos entre España y la Comunidad Iberoamericana y que subraya en sus intervenciones públicas el profundo valor y la proyección que posee la lengua española. Hace apenas dos años recibía en La Magdalena el Premio Internacional Menéndez Pelayo con un encendido elogio del idioma, «La palabra navegante».

Betancur, que ya saludó con su presencia y sus ideas el nacimiento de la Fundación Barcenillas, impulsada y presidida por su amigo el editor Francisco Pérez González, regresa a Cantabria para inaugurar la Semana Iberoamericana, ‘Ciudad de Santander’, y participar, hoy martes, en la ceremonia académica de investidura del ex alcalde de Medellín Sergio Fajardo como Doctor Honoris Causa de la UIMP, en la cual glosará la laudatio del político y matemático distinguido.

En su agenda incesante, Betancur siempre tiene un hueco para aportar «ideas y fortalecer los puente» entre España e Iberoamérica, con el culto a la lengua «no ya común, sino la lengua que nos une», como el material esencial que vertebra ese vínculo. El presidente y escritor, que hoy inaugura en la sala Gómez Laa (Facultad de Derecho) de la Universidad de Cantabria, el citado foro con un perfil de la Comunidad Iberoamericana ante los centenarios, destaca la trascendencia de la lengua española, «la segunda en Brasil, y que para más de 50 millones de personas en Estados Unidos, es primera o segunda lengua».

Betancur, que ve permanentemente en España una ‘compañera en el redescubrimiento de iberoamérica’, elogia el proyecto de la Fundación Barcenillas que ha vinculado además esta Semana al programa destinado a lograr la capitalidad cultural europea para Santander en el 2016. El ex presidente refiere «la pasión e interés» que despierta la aportación de Pancho Pérez desde la biblioteca de Barcenillas

Betancur, que abrió las intervenciones de la Semana junto al secretario de Estado para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, se muestra convencido de que «las líneas de intercambio entre ambos lados del Atlántico son muchas pero también las respuestas de los países iberoamericanos a los grandes problemas, pese a tener la dificultad añadida de la grave coyuntura mundial». No obstante, Betancur apuesta por «las redes establecidas, por los vehículos de interrelación y el trabajo desarrollado por las empresas españolas en una ardua tarea común de avance, estímulo y elemento catalizador de nuevos proyectos».

Si en su discurso habitual, Betancur siempre deja asomar su llamada al compromiso de los colectivos políticos y sociales para fortalecer el español, también Santander aflora con protagonismo especial. «Santander es un puente claro entre España e Iberoamérica, pero no de ahora sino desde las propias raíces del descubrimiento». En su opinión, «Santander es un tesoro escondido de la cultura».

La labor de las diversas fundaciones e instituciones «permite concluir que siempre ha representado una capitalidad cultural europea silenciosa, virtual que, con toda razón, se convertirá en capital cultural real». El académico y escritor considera «un acierto de la UIMP y de su rector, Salvador Ordóñez», la distinción otorgada a su paisano y colega Sergio Fajardo: «Un político que se sale de toda regla en la política iberoamericana». En opinión del ex presidente, «Colombia soporta una mala prensa internacional», pero no se cansa de contrarrestar esa costumbre subrayando que su país «es una democracia cuyos mecanismos funcionan a plenitud». En la reflexión sobre la agenda de la comunidad iberoamericana de los Centenarios, Betancur aprecia «cambios estructurales», pero sobre todo subraya «la actividad creativa y admirativa entre comunidades, la labor educadora y el bloque global de admiración y respeto. «El común denominador es de cooperación».

A través de Don Quijote, con el que viaja de congresos a universidades, Betancur aplica ese «manual de vida» cervantino «para extraer lecciones de sus consejos de una vigencia increíble para actuales gobernantes y jueces de la cosa».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: