Noticias del español

| Agencia EFE

Autor panameño Juan David Morgan destaca aporte de Hispanoamérica al español

El escritor panameño Juan David Morgan resaltó hoy en la apertura del VI Congreso Internacional de la Lengua Española, en Panamá, la contribución de Hispanoamérica a la evolución y enriquecimiento del idioma y las letras españolas.

En la ceremonia inaugural del Congreso, a cargo del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, y del príncipe Felipe de Borbón, Morgan destacó la importancia de este foro, en el que se debatirá sobre el presente y futuro del libro en español, la tecnología digital, la industria editorial y la educación.

Con el lema «El español en el libro: del Atlántico al Mar del Sur», el Congreso reunirá hasta el miércoles en un centro de convenciones de esta capital, a escritores, profesores y académicos, incluidos los directores del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y de la Real Academia Española (RAE), José Manuel Blecua.

Morgan, autor de la novela Con ardientes fulgores de gloria (Grijalbo, 1999), dijo que cinco siglos después, el castellano legado por España al Nuevo Mundo en 1492 ha sido «devuelto por Hispanoamérica (…) convertido en la lengua española».

Según el novelista y abogado panameño, esta contribución que ha hecho Hispanoamérica va más allá del aporte de nuevos vocablos.

«Ha multiplicado por diez los hispanohablantes y, lo que es más importante, nuestros escritores han contribuido significativamente a cubrir de gloria las letras españolas», indicó.

Añadió que el denominado boom latinoamericano, que hizo «magia con las palabras al mismo tiempo que revelaba al mundo la sorprendente realidad de nuestros pueblos, señalaba también un nuevo rumbo a la creación literaria».

En ese sentido, afirmó que «seis premios Nobel (de Literatura), dos de ellos importantísimos representantes de ese auge, son muestra suficiente del esplendor de nuestras letras».

Uno de ellos, Mario Vargas Llosa, que también participó en la inauguración del Congreso junto al nicaragüense Sergio Ramírez, «sigue sorprendiéndonos, ilustrándonos y deleitándonos con sus novelas, sus ensayos y sus artículos periodísticos», dijo.

Morgan, académico de la Academia Panameña de la Lengua desde el 2011, también elogió el desempeño de estas instituciones, reunidas en el Congreso, en impulsar el «buen manejo del idioma» como «piedra angular de la educación» bajo la «guía indispensable de la Real Academia Española y del Instituto Cervantes».

«La pasión y entrega con la que estas instituciones llevan a cabo su labor —agregó— han determinado que la vocación maternal de España perviva en su misión permanente de limpiar, fijar y dar esplendor a nuestra lengua común».

Por otro lado, Morgan dijo a Efe que el Congreso brinda la oportunidad a Panamá de darse a conocer como «centro de encuentros para el desarrollo cultural» y no solamente «por su canal, su conectividad con la región y el mundo, su grado de inversión y tasa de crecimiento».

Sin esta cualidad cultural, consideró Morgan, «el salto final al primer mundo no ocurrirá» y solo será posible «a partir de la educación que supone un buen manejo del idioma».

Sobre el debate en torno al libro y las nuevas tecnologías digitales, Morgan afirmó que lo que estas ofrecen hoy «no son en realidad libros digitales, sino adminículos que contienen libros».

Si bien es posible que la inmediatez haga leer a algunos esos libros en tabletas tecnológicas, desde el punto de vista del escritor «el libro seguirá siendo siempre el mismo, el mismo proceso de creación, la misma necesidad de un estilo literario propio, y un prolongado etcétera», apuntó.

Una de las «diferencias fundamentales», dijo, es que antes solo se requería papel y tinta para leer o escribir y hoy es preciso conectarse a una fuente de energía para que las computadoras y las tabletas cibernéticas funcionen.

«Lo que más nos debe preocupar es esa dependencia», subrayó.

Morgan también habló en su intervención de los «avatares» y «presiones» por las que ha pasado el idioma español en Panamá debido a la presencia extranjera y otras lenguas.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: