Noticias del español

| Agencia EFE

Aurora Egido (RAE): La lengua española debería ser una cuestión de Estado

La nueva secretaria de la Real Academia Española (RAE), Aurora Egido (1946), considera que la lengua española debería ser una «cuestión de Estado» y ha quitado importancia al hecho de que ser la primera mujer que ocupa ese cargo desde 1713.

Así lo ha manifestado en una entrevista a Efe un día después de que el pleno de la Real Academia Española (RAE) la haya elegido, en sustitución de Santiago Muñoz Machado, como nueva secretaria de la institución, el cargo más importante tras el de director.

«En la Academia ha habido mujeres con mayor categoría que la mía y, sin embargo, se ha dado la circunstancia de que no fueron elegidas para el cargo de secretaria, pero yo no le daría importancia porque poco a poco las cosas entrarán en su cauce», ha afirmado la vigesimoquinta secretaria de la RAE y tesorera de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).

En este sentido, Egido (nacida en Molina de Aragón) ha considerado que lo «importante», al igual que sucede en la universidad o en «cualquier oficio y ocupación», es que «se hagan bien las cosas».

«Lo importante es que los componentes de la Academia estén a la altura de la encomienda que tiene la institución a lo largo de su historia (…) En el fondo la Academia es una parte de la sociedad, no somos nada excepcional en ese sentido», ha puntualizado Egido, que fue elegida para ocupar el sillón B en 2013 y es una de las nueve académicas que hay en la actualidad en la RAE.

«Luego —ha añadido— hay que arreglar muchas cosas porque sí que ha habido desigualdad, y hay que hacerlo empezando por la enseñanza, cambiando las costumbres, que es lo más difícil. A veces se cambian las leyes y las costumbres siguen siendo idénticas. Siempre digo que las cosas cambian por la fuerza de la gravedad, usando el doble sentido de la palabra gravedad».

En cuanto a sus objetivos como secretaria de la institución, Egido se ha mostrado cauta ya que, según sus palabras, lo primero que va a hacer es «aprender» del secretario saliente así como de las personas que, tras muchos años trabajando en la RAE, «saben más que nadie».

Pero sí que tiene claro que la Academia tiene un reto: «Se nos llena la boca con los 500 millones de hablantes de español, pero a la hora de la verdad creo que la lengua ésta tendría que ser una cuestión de Estado y que se involucrara más la sociedad».

Y por eso pide que la sociedad y las instituciones «sean conscientes» —como lo son Francia o Reino Unido con sus respectivas academias de la lengua— de que «haría falta ayudar a la Academia por la importancia que tiene en la enseñanza».

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: