Noticias del español

| | |

| Martha Lazcano Arredondo
yucatan.com.mx, México
Lunes, 18 de junio del 2007

ASÍ PERPETUAMOS LA CULTURA, ¿NO LE PARECE?

La palabra diccionario (según el diccionario) tiene dos acepciones. La primera se refiere a: 'Un libro en el que se recogen y explican de forma ordenada voces de una o más lenguas, de una ciencia o de una materia determinada'. La segunda: 'Un catálogo de noticias importantes de un mismo género, ordenada alfabéticamente: diccionario bibliográfico, biográfico, geográfico'.


Se podría decir que en todos los hogares generalmente hay un diccionario; por lo menos el que piden en las escuelas elementales, y cuando los estudios avanzan se adquieren otros más completos. La compra de un nuevo diccionario completo, confiable y con cuantiosas palabras era una decisión que se tenía que pensar detenidamente, sobre todo por el costo económico. Esto era así hasta hace muy poco tiempo. Ahora tenemos el acceso en Internet al más confiable de todos, al de la Real Academia Española de la Lengua. La RAE se fundó en 1713 con el propósito de «fijar las voces y vocablos de la lengua castellana en su mayor propiedad, elegancia y pureza». Así como sus emblemas han cambiado con la evolución de los tiempos, también su objetivo. Actualmente, tiene como misión principal «velar porque los cambios que experimente la Lengua Española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico».

Un grupo de académicos se reúne periódicamente para estudiar y hacer las modificaciones pertinentes que mantengan vigente al Diccionario, como adiciones, supresiones o enmiendas de diversos vocablos.

Actualmente hay academias en todo el continente americano y son estas mismas academias las que presentan propuestas de términos que se usan en sus respectivos países. Un ejemplo de esto es el término cantinflear, alusivo al inmortal mimo Cantinflas, personaje surgido de las carpas y películas a mediados del siglo pasado aquí en nuestro país y que la RAE le da como significado en Cuba y en México: 'Hablar y actuar de forma disparatada e incongruente'.

Lo mismo sucede con metate, molcajete, yucateco, maya (tanto el individuo como la lengua), pujido, flamboyán, ahuehuete, cacahuate, chocolate, guajolote, achiote, guanábana, panucho, salbute, champola y muchísimas más palabras surgidas todas en Centroamérica y provenientes de las lenguas náhuatl y maya.

Maya y náhuatl, lenguas de nuestros ancestros. Al usar esa herencia cultural y hacerlo con orgullo, de forma apropiada y adecuada, de alguna manera los honramos y perpetuamos su memoria en las nuevas generaciones. ¡Feliz Día del Padre!— Mérida, Yucatán.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: