Noticias del español

| | |

| Editorial
eltiempo.com., Colombia
Martes, 7 de octubre del 2008

AQUÍ HABLAMOS SPANISH

Un informe del Instituto Cervantes que acaba de divulgarse ofrece completo inventario de quienes hablan en el mundo la lengua española, y sorprende con algunos de los datos.


Es interesante observar, por ejemplo, cómo crece el número de estudiantes de español en el orbe, hasta el punto de que desplaza en preferencias a idiomas que hasta hace poco eran favoritos como segunda lengua: francés, alemán, italiano… También ofrece un vasto mapa de los lugares donde se ha despertado interés por el idioma de Cervantes; mapa que abarca desde lejanas provincias chinas hasta países como Irán —donde se ha multiplicado por cuatro el número de profesores y estudiantes de español en los últimos tres lustros—, pasando por naciones africanas que adoptaron en tiempos coloniales otra lengua europea pero ahora exigen más clases de castellano.

Seguramente el fenómeno más interesante es el de Estados Unidos, donde hay ya más de 45 millones de ciudadanos censados como hispanohablantes de nacimiento, sin contar cientos de miles más producto de la inmigración ilegal procedente del sur del continente. Esta cifra pone a la comunidad hispánica de Estados Unidos por encima de países como Colombia, Argentina y España, que no llegan a los 45 millones de individuos. Solo la supera México, con sus 106 millones de habitantes, pero, según cálculos del Instituto Cervantes, dentro de 40 años los hablantes de español estadounidenses desbordarán a los mexicanos.

Por supuesto que es posible cuestionar tanto las cifras que corresponden a la actualidad como —más aún— las que obedecen a la proyección de tendencias. No es posible anotar alegremente como hijos de la lengua española a los nietos de los inmigrantes de hoy, pues el entorno conspira contra la conservación de su lengua. Factores de integración, de prestigio y aun laborales invitan a adoptar como lengua materna el inglés, con lo cual la de sus antepasados sería una especie de segunda lengua. Sin embargo, es innegable que mientras se mantenga la inmigración latina, el español seguirá siendo un idioma en crecimiento no solo demográfico sino comercial y económico.

Además, el alza de estrato social de comunidades como la cubana eleva también el español, considerado hasta ahora patrimonio de clases medias y populares. Lo que sí puede augurarse es que el castellano echa raíces en Estados Unidos. Será difícil que desaparezca absorbido por el medio, como les ocurrió a otros idiomas. Lo más probable es que siga floreciendo, aun con derivaciones acomodadas como el spanglish, más divertido que real.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: