Noticias del español

| | | | | | | | |

| Liliana Martínez Polo
El Tiempo.com (Bogotá, Colombia)
Lunes, 19 de marzo del 2007

ANTES NO SE PRESTABA ATENCIÓN AL ESPAÑOL DE AMÉRICA, DICE PONENTE DE LA NUEVA GRAMÁTICA DEL IDIOMA

La obra, preparada por el filólogo Ignacio Bosque, será presentada en Medellín en el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua, que comienza el 21 de marzo.


Antes de empezar a cocinar la Nueva Gramática de la Lengua Española, que lleva trabajando 10 años, Bosque había trabajado otra década en una obra similar: Gramática Descriptiva de la Lengua (publicada en 1999).

Con aquella pudo enorgullecerse de impulsar la realización de la primera gramática hecha en equipo, al dirigir el trabajo de 73 autores. Quizás por eso, no le fue extraño tomar las riendas de la Nueva gramática, cuyo texto básico se aprobará en Medellín, en el Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua. Esta vez trabajó con los representantes de las 22 Academias de la Lengua Española.

Además, sacó tiempo (cuatro años) para trabajar en un diccionario bautizado Redes (en equipo con 24 estudiosos), en el que no se busca la palabra para saber su significado, sino una información para encontrarlas en su contexto (tanto el literal como el figurado).

Por eso afirman que es «el lingüista más prolífico de los últimos tiempos». En su charla con EL TIEMPO, Bosque presentó la obra.

«Soy el ponente de la nueva gramática —explicó—, el que hace el primer guión que se presenta, al que las Academias incorporan sus materiales para presentar un trabajo colectivo».

Es un modernizador de la gramática…

He trabajado en ella durante más de 30 años, he sido profesor de gramática en dos universidades y desde que estoy en la Real Academia Española (RAE), en este proyecto, he procurado que la Nueva gramática refleje las aportaciones de los estudios más modernos y también que esté en consonancia con lo clásico.

¿A quién se dirige la gramática?

A hablantes y a lingüistas. Queremos al hablante normal no especialista, queremos que tenga información sobre su propio idioma que le permita reflexionar sobre las palabras. Muchos piensan que la lengua es algo externo, como si fuera jurisprudencia o normas de tránsito. La lengua la llevamos dentro.

¿Al elaborar la gramática hubo oposición entre las normas y las descripciones?

No existe una gramática solo normativa. Hay que conjugar descripción y norma. Es descriptiva porque presentamos las variedades de todos los sistemas y subsistemas lingüísticos de los 22 países. Y es normativa porque cuestiones que en un país pueden ser normales, en otro son extrañas o no recomendables. En México emplean el «Se los dije» que en España está mal visto. Algunas normas no valen para todos.

¿Así las normas de la lengua serían menos estrictas?

No. En ciertos casos, una construcción normal en un país no se usa o está estigmatizada en otro. No es frecuente, pero cuando ocurre hay que decirlo. Ustedes en Colombia dicen: «Desde cuando te vi» (dicen «desde que» y «desde cuando»). Es un rasgo particular que hay que describir y analizar.

Los trabajos recientes de la RAE han ido encaminados a descentralizar la lengua…

En España sabemos que somos el 10 %. En América está el 90 % de los hispanohablantes del mundo. Es natural que se le preste atención al español de América en cada variable. Es lógico y así tiene que ser. La RAE, lamentablemente, le prestó históricamente poca atención al español de América, eso ha cambiado radicalmente en esta obra. En la Nueva gramática, está en cada párrafo. Ha sido posible porque fue un proyecto colectivo y queremos que cualquier hispanohablante que abra la gramática SE vea reconocido en ella.

Un ejemplo de diferencias…

El uso de 'ito' e 'ico' varía en cada país. Afortunadamente no es un diccionario: en la gramática la variación no es tan grande como en el léxico. Este trabajo es más llevadero.

¿Cayeron en desuso muchas construcciones?

Hablamos del español actual. Cuando determinada construcción nos parece que está perdida, pero es interesante porque fue usada en el español clásico, le hacemos una mención. Cervantes aparece, hay construcciones sintácticas suyas que no están vigentes. Pero una pequeña referencia a la historia siempre es oportuna.

El texto que se presentará será un borrador…

Es el texto básico. Habrá cambios: párrafos que irán a otro lugar, por ejemplo. La gramática todavía no tiene índices. Hay que ponerle referencias cruzadas para que desde un capítulo envíe a otro con facilidad. Estará a finales del 2008, pero lo fundamental se aprobará en Medellín.

Aquí existe la iniciativa de que tenga el sobrenombre de Gramática de Medellín

¡Por mi, encantado! No sé si será oficial, habrá que preguntarle al director de la RAE. Pero estoy encantado de que se apruebe en Medellín, será bueno para la ciudad y para Colombia. Que una obra de importancia se asocie con Medellín es una magnífica noticia.

¿Y cuando vea la Gramática publicada, usted qué hará?

¡Jubilarme! Descansar. Este proyecto, el más importante de mi vida, ha sido absorbente. Volveré a la universidad, a dar clase, porque todo lo he dejado para dedicarme a esto. Lo importante es que el proyecto sea bien recibido y, sobre todo, que sea útil.

Descentralizando la lengua…

«Queremos que cualquier hispanohablante que abra la gramática se reconozca en ella».

Ignacio Bosque

Curiosidades de la nueva gramática

Habrá dos versiones de esta gramática, una larga y detallada y otra breve para estudiantes y hablantes. La breve tiene 400 páginas y se llamará 'compendio.

—Como el texto final no está listo, para el Congreso, se traerá un cuadernillo con la descripción general de los 55 capítulos que comprenderá la Gramática. Y como ejemplo, el item destinado al al género, como ejemplo de la estructura desarrollada en la obra.

—Al abordar el tema del género, las academias analizaron la posición que sugiere el desdoblamiento lo femenino y lo masculino: presidente y presidenta, niños y niñas, académicosy académicas.

—En un texto sobre el tema, Bosque subrayó: «En la próxima gramática que prepara la RAE, junto con las demás Academias (…) se va a proponer que el desdoblamiento se limite a las situaciones en las que su ausencia podría ser mal interpretada (…). Recomendar el desdoblamiento generalizado sería un error, y no solo por razones de economía lingüística, sino porque los hechos demuestran que las mujeres no se sienten discriminadas por el uso del masculino en la mayor parte de los casos.

Nuestra lengua no debe temerle al 'ciberespañol'

No hay que hacerse cruces cuando un mensaje de texto en el celular o en el chat viene plagado de signos que parecen más bien una plana de aprendices de mecanografía: «ksi, kda, sip, sipi, nop, :), ;)» (casi, cada, sí, sí, no, carita feliz y el guiño, respectivamente) forman parte de un nuevo sistema, al que los académicos de la lengua española no le temen.

«Toda tecnología afecta la lengua —explicó el español Guillermo Rojo—. Cualquier cosa que ocurra en una sociedad puede modificar su lengua. Las palabras nacen, se reproducen y mueren hoy con más velocidad».

«Tengo dos sensaciones —agregó Rojo—. Quizás tendemos a exagerar la importancia de la influencia de los teléfonos móviles y los mensajes de texto, porque los jóvenes tienden a escribir de forma especial, suprimen vocales, tienen abreviaturas que solo ellos entienden. Eso tiene una razón: el mensaje tiene un límite de caracteres y, por tanto, cuanto más cortas sean las palabras, se pueden poner más por el mismo precio».

Es equiparable al viejo uso del telegrama, cuando se pagaba por palabras. Un mensaje como «Ruego envíe mercancía» representaba economía. Es decir: cero artículos, preposiciones, adjetivos y pocos adverbios. Y el final feliz para el español fue que, salvo en los telegramas, la gente siguió empleando su lengua común y corriente.

«Los jovencitos de ahora —explicó Genoveva Iriarte, directora del Instituto Caro y Cuervo— son verdaderos 'bilingües': hablan perfecto el idioma del chat y del no chat».

Y equipara esto a otro lenguaje, como el inglés que empleaban los negros dentro de la sociedad estadounidense en tiempos de la discriminación racial. Iriarte recordó que a los negros se los obligaba a «hablar como blancos» en los colegios. Posteriormente, su empleo fue visto como un sistema diferente, ni mejor ni peor.

Esto, cambia las relaciones sociales.

Volviendo al 'ciberespañol', ambos resaltan que no es peligroso. «Lo que sí va a tener un efecto —resaltó Rojo— es que la gente escribe más que antes. Usamos el correo electrónico a diario.

Escribimos más y para cosas por las que antes acudíamos al teléfono. Sobre todo si hay diferencias horarias. Uno manda el mensaje, lo reciben al encender la computadora y estamos seguros de que no molestamos».

Así, subrayó que son más los beneficios de la red. Estamos ante millones de páginas escritas, con todas las variaciones locales del idioma. «Si yo hoy leo EL TIEMPO —ejemplificó— mi lengua no se va a llenar de colombianismos, pero seré más abierto a entender que hay muchas formas de hablar en español».

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: