Noticias del español

| Ana Teresa Toro (elnuevodia.com, Puerto Rico)

Amar en español

Te amo, te quiero, te adoro... I love you, Eu te amo, Io ti voglio bene, Je t’aime, Ich liebe dich... ¿Amar cambia de acuerdo al idioma?

Aceptémoslo. El español es un idioma dramático. Si las palabras fueran a color, tendríamos tonalidades de sobra para nombrar las tantas gradaciones y matices de las muchas formas de expresar lo que se siente cuando se quiere, cuando se ama, cuando se adora al ser humano culpable de nuestro mariposeo estomacal.

En español, sabemos bien, que decir te adoro no es lo mismo que decir te quiero, que amar es un asunto más serio –quizás incluso– más visceral, de mayor compromiso que el querer. El verbo amar, nos recuerda el diccionario, remite a la idea de sentir amor por alguien o por algo, incluso se acerca al verbo desear. Querer es un asunto semántico más cercano a la posesión, lo que quieres lo deseas, te apetece y ya como segunda acepción nos remite al amar, al sentir cariño. Si pensamos en adorar, la cosa se vuelve ante todo sagrada y reverencial, y apenas la cuarta acepción habla de “amar algo con extremo”.

Entonces, así, una palabra lleva a la otra y cuando uno se da cuenta, la idea del amor que culturalmente hemos construido —con todas sus herencias y actualizaciones— está rodeada de palabras que se pisan los talones. Pero ninguna significa lo mismo que la otra. De manera que en español ‘amar’ puede que sea un asunto de diversidad.

Y si se piensa en el inglés, el idioma que más cercano tenemos como referencia, el contraste no puede ser mayor. ¿Cuántas veces algún hablante del español como lengua materna no se habrá preguntado el nivel de intensidad de un I love you? ¿Me quiere o me ama? ¿Acaso me adora? ¿Qué quiso decir?

Y esas preguntas son apenas la punta del iceberg, porque bajo todo ello están algunas de las preguntas que multiplicidad de disciplinas del saber se han planteado, con resultados diametralmente opuestos. Pues, si es el idioma nuestro primer gran filtro para el mundo, si las cosas existen en nuestro universo conocido porque somos capaces de nombrarlas, entonces, ¿cambia el amor de acuerdo al idioma?

[…]

Leer más en elnuevodia.com

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: