Noticias del español

| | | | | |

| Aurelio Martín (Agencia EFE)

Alvaro Pombo: «No me preocupa que Internet corrompa un poco el lenguaje»

El poeta y escritor Álvaro Pombo es un apasionado de Internet, porque entiende que determina otro modo de conocimiento, «en horizontal», y aunque reconoce que corrompe un poco el lenguaje, como académico de la lengua no siente preocupación: «Bendita corrupción».

Esto lo explica en una entrevista con Efe pocas horas antes de asistir en Segovia a la lectura de fragmentos de su última novela, «Virginia o el interior del mundo», dentro de las actividades previas del The Guardian Hay festival: «Internet corrompe un poco el lenguaje pero la corrupción del latín dio lugar al italiano, al provenzal, al español o al catalán».

Y es que a este intelectual cántabro (Santander, 1939) le entusiasma la red como elemento para profundizar en el conocimiento, incluso a través de herramientas como la enciclopedia virtual «Wikipedia», y le divierte comparar el tiempo que se tarda en buscar el significado de una palabra en la red y en un diccionario de papel: «Una diferencia abismal».

Por eso, Álvaro Pombo concluye que «es ahora mismo cuando cobra vigencia la galaxia McLuhan, con Internet, no con la televisión, que está anticuada: los programas de televisión están anticuados, lo que está vigente es la red es muy inventivo».

Como ejemplo se apresura a decir que, mediante la red, una persona puede teclear un tema, por ejemplo «instinto de muerte», y seguir la línea de Freud a la vez que la de otros expertos, o la muerte en el poeta García Lorca: «Es un conocimiento horizontal y pictórico, porque está todo simultáneamente presente».

En su opinión, la red contribuye a una cierta superficialidad pero no como carácter moral, sino que todo está en superficie (en las ventanas distribuidas por la pantalla), en casilleros; la gente joven está acostumbrada a hacer asociaciones en superficie muy rápidas, instantáneamente».

Todo ello lo dice reconociendo que tiene pocas habilidades en el manejo de las herramientas de Internet y que tiene que recurrir a la ayuda de gente joven: «Me parece estupendo, fascinante, para los jóvenes es un modo de conocimiento, lo usan al tiempo que piensan, cosa que yo no hago».

Sin embargo, el autor de El metro de platino iridiado, Donde las mujeres, La cuadratura del círculo o El cielo raso, ha hecho sus primeros pinitos como ‘bloguero’ con un cuaderno de bitácora en torno al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, titulado The first dog (el primer perro).

Con cierta nostalgia reconoce que dejó de actualizar el blog sobre Obama «porque es muchísimo trabajo y no lo puedo hacer solo», a la vez que reflexiona sobre el fenómeno del libro electrónico.

«desde el punto de vista del acto de leer, no veo la diferencia, porque se trata de un texto. ¿Qué más me da pasar la hoja con un botón, que incluso imita en la pantalla el paso de la hoja, que con la mano?», reflexiona este autor.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: