Noticias del español

| | | | | | | | |

| Agencia EFE

ADMITEN VOCABLOS COMO CHIDO, NACO Y GÜEY EN EL NUEVO DICCIONARIO DE MEXICANISMOS

Vocablos del lenguaje popular mexicano como chido, naco y güey fueron incorporados en el nuevo Diccionario de mexicanismos donde conviven con palabras «más cultas» como parteaguas e imprudencial, explicó a Efe la especialista Concepción Company.

«Quisimos hacer un diccionario que respondiera a una lexicografía integral y diferencial, contrario al español europeo que ya ha dejado de ser normativo y referencial para el mundo hispanohablante», con el fin de «ilustrar a la población», aseguró la doctora en Linguística Hispánica.

El Diccionario de mexicanismos, coeditado por la Academia Mexicana de la Lengua y la editorial Siglo XXI, está integrado por un 60 % de locuciones, voces, acepciones y frases provenientes del altiplano central de México y un conjunto de regionalismos.

«Se le quiso dar prioridad al español urbano del altiplano que representa un 40 % de la población de la República», indicó la experta.

A través de sus cientos de páginas se podrán extraer «grandes ejes culturales» marcados como mexicanismos en la lengua española de México como chido que se refiere a algo agradable, naco que se aplica para lo inculto o de mal gusto, y güey, expresión para dirigirse a un amigo.

También otros términos como órale que significa que aceptas algo, y ya chupó faros que se usa para expresar que algo o alguien murió.

Company indicó que otras expresiones que integran el diccionario responden al «mundo de la intimidad» como aquel conjunto de voces que pertenecen a los espacios de afecto y confianza.

Un ejemplo de ello es la palabra coger que en otros lugares del mundo significa asir o agarrar y en México se refiere al acto copular o la expresión ya las dio que habla de que se accedió a tener relaciones sexuales.

«Los diccionarios tienen variadas definiciones y mal hechas», aseguró Company y citó como caso el del empleo de la palabra nahual que en el altiplano central de méxico denota a un espíritu protector y en los diccionarios «parece que hablan de un animal que cuida la casa».

La publicación, producto de tres años de investigación en los que la Academia Mexicana de la Lengua (AML) reunió en unas 700 páginas con casi 12.000 voces y aproximadamente 18.000 acepciones empleadas en diversas áreas del país, surge en México como un medio para llenar «vacíos de información».

El diccionario ya está disponible en las 7.600 bibliotecas que integran la Red Nacional de Bibliotecas del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, y se espera que posteriormente se distribuyan a nivel internacional.

«Somos conscientes que somos seres adaptables a todo tipo de situaciones y por eso lo que ha hecho la academia es mostrar el español de México en todos sus registros sociolingüísticos y en todos sus niveles socioculturales y latitudes», aseguró Company.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: