Noticias del español

| Agencia EFE

Académicos rechazan que el inglés sea el idioma de la actividad marítima de Panamá

Miembros de la Academia Panameña de la Lengua han expresado su rechazo a la intención del Gobierno de Panamá de establecer el inglés como idioma oficial en las transacciones comerciales vinculadas al sector marítimo, de gran potencial económico para el país.

Los académicos, aunque aclararon que su opinión todavía no es la reacción oficial de la Academia Panameña de la Lengua (APL) sobre el asunto, señalaron que la Constitución establece que el español es el idioma oficial del país centroamericano.

El administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), Jorge Barakat habló el martes pasado de la intención de establecer el inglés como idioma oficial en todos los trámites con navieras.

Barakat afirmó en una rueda de prensa que «el esquema de negocios que requiere el país es vincular el inglés a las estructuras nacionales».

La marina mercante de Panamá es la mayor del mundo, con al menos 9 985 naves registradas, de acuerdo con los datos oficiales.

«Los señores de asuntos marítimos no solo estarían violando la Constitución Nacional con su disparate, sino que estarían actuando al margen de lo que se considera el Estado panameño», dijo este jueves a Efe Justo Arroyo, escritor y miembro de número de la Academia Panameña de la Lengua.

Arroyo consideró que la intención de los propulsores de esta medida «los colocaría en la esfera privada, personal, que es a donde deberían dirigir sus pretensiones, y no a representar nada que tenga que ver con la nación panameña».

Por su parte, el nuevo secretario de la Academia, Rodolfo de Gracia, dijo a Efe que el hecho de que el español sea el idioma oficial de Panamá apunta a que «es una potestad constitucional que no puede quedar subyugada, precisamente, so pretexto del comercio o del auge que ha tenido el comercio» marítimo.

De Gracia reconoció que «no es (nada) nuevo de que el inglés es el idioma comercial por excelencia», pero, en una interpretación «entre líneas» del artículo del artículo 7 de la Carta Magna se desprende que «precisamente el idioma(español) es parte del patrimonio de la República» panameña.

En ese sentido, De Gracia consideró que la única forma de cambiar esto es a través de una modificación a la Constitución para hacer de «carácter oficial» el uso del inglés como idioma oficial en los trámites marítimos con navieras.

De Gracia recordó que hace algunos años, cuando esta institución era dirigida por la poeta Elsie Alvarado de Ricord, se opusieron a una medida parecida que provenía de otra entidad.

Dijo que la Academia Panameña de la Lengua tendrá que pronunciarse sobre esto porque «es un tema y un asunto que le atañe directamente».

En diciembre de 2014, gracias a la modificación de la Ley 55 que regula la actividad comercial marítima, se registró la primera hipoteca naval en inglés, hecho que marcó un hito en la historia de la marina mercante del país.

La novedad que supone la inscripción de las hipotecas navales en el Registro Público de Panamá en idioma inglés tiene el beneplácito de abogados vinculados al sector marítimo, pero el rechazo de sectores que defienden el espíritu del artículo 7 de la Constitución que dispone que el español es el idioma autorizado nacional.

En razón de ello, se interpuso un recurso de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ) contra la medida, que está por resolver.

«Estamos muy confiados en que la Corte Suprema, al momento de emitir su fallo, vea las potencialidades y la no obligatoriedad del idioma el español en los trámites de comercio internacional», dijo el martes el jefe de la Autoridad Marítima de Panamá.

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: