Noticias del español

| Lorena Padilla (360gradospress.com, España)

A la caza de la errata

Se cuelan sin haber sido invitadas, muchas de ellas son duchas en el arte de pasar desapercibidas y temen al rotulador rojo. Son las erratas. Cada vez se escriben más textos que son leídos por infinidad de ojos –Internet brinda esa oportunidad-, lo que inevitablemente aumenta las posibilidades de que se cometan errores. Pero, ¿por qué es tan importante escribir y hablar correctamente?

El prestigio está ligado a la calidad de la redacción. MARGA FERRER

El prestigio está ligado a la calidad de la redacción. MARGA FERRER

Los atropellos a la lengua revelan mucho más que un despiste. Las patadas al diccionario también hay que leerlas entre líneas. Si un texto está argumentado con genialidad y razones de peso, pero está plagado de faltas, la tesis defendida en cuestión se verá desmerecida y la fuerza del mensaje disminuirá como consecuencia.

«El prestigio está íntimamente unido a la calidad de la redacción», asegura Joaquín Müller-Thyssen, director de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA); un organismo cuyo objetivo es impulsar el buen uso del español en los medios de comunicación.

Esta misma visión comparte el presidente de la Unión de Correctores (UniCo), Antonio Martín (@_amoenus). La acumulación de erratas, según mantiene, «pone en riesgo la imagen de quien las comete».

Detenerse a revisar lo escrito no está de más. Pero ¿cuántas veces leemos lo mismo una y otra vez y por más que lo volvamos a mirar no somos capaces de detectar a la intrusa? El periodista Manuel Saco, de hecho, decía que «las erratas son las últimas en abandonar el barco». Precisamente, con el fin de que esos polizones salten por la borda, trabajan los correctores ortotipográficos.

[…]

Leer más en 360gradospress.com

 

¡Hola!

¿Has buscado tu consulta?

Si no la encuentras, rellena nuestro formulario: